El puerto colombiano de Buenaventura reportó más pérdidas aún al cierre de 2019, ante la feroz competencia que le hace el puerto ecuatoriano de aguas profunda de Posorja, el recién estrenado muelle de Guayaquil.