Abertis ha presentado una oferta de compra de Queensland Motorways, operador de autopistas de Australia propiedad del Estado y que vale 4.000 millones de euros. El objetivo del grupo concesional de España es expandirse a nuevos territorios.