Se trata de la draga “Ibn Battuta”, una de las cortadoras más potentes del mundo, traída desde Guayaquil, Ecuador.