El primer trimestre fue uno de los buenos para Hapag-Lloyd, que anunció ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA) de aproximadamente US$1.900 millones (1.600 millones de euros).