Desde el pasado mes de enero, la terminal de contenedores del puerto de Sevilla es operada por la compañía alemana OPDR en conjunto con Boluda Corporación Marítima, empresa de origen español.