Un convoy integrado por 16 barcazas cargadas con 30 torres eólicas zarpó desde el puerto de Nueva Palmira, en Uruguay, hacia el terminal portuario de Jennefer, en Bolivia, donde serán desembarcadas después de su recorrido fluvial.