La entrada en vigor del Convenio sobre Trabajo Marítimo (CTM), aprobado en 2006, supone "un antes y un después en la historia de la navegación", según ha destacado la Organización Internacional del Trabajo (OIT).