Al firmar un acuerdo, los camioneros privados de Bolivia, que se encargan del transporte de cargas entre Chile y Perú, levantaron los bloqueos de las carreteras.