Según un estudio realizado sobre el perfil de los turistas rurales españoles, estos prefieren viajar a destinos que se encuentren alejados de su hogar. Entre todos los entrevistados se destacan como público principal de este tipo de turismo los mayores de 40 años.