El Volvo S60 2019 no es un coche más para la compañía sueca, teniendo en cuenta que se trata del primer vehículo de esta firma que no cuenta con motores diésel.