Barcelona seguirá dando la espalda al car sharing durante 2019. Al menos, es lo que se desprende de las últimas informaciones que indican que el Consistorio barcelonés.