30 - 11 - 2020

    Barcelona prueba con éxito un sistema antiatropellos

    Barcelona sistema antiatropellos Mobileye

    Los expertos consideran que, de aquí a un par de décadas, las cámaras inteligentes que aprovechan sensores instalados en diferentes puntos claves de nuestros automóviles, serán un elemento común que ayude a los nuevos modelos a evitar las colisiones y atropellos.

    Sin embargo, hasta que llegue ese momento, es conveniente realizar todas las pruebas posibles para minimizar el impacto de los accidentes de tránsito, como demuestra el último proyecto lanzado por la Dirección General de Tráfico -DGT-, el Ayuntamiento de Barcelona y la firma Mobileye.

    Estos tres actores se han unido para llevar adelante, en las calles de la Ciudad Condal, las primeras revisiones del considerado sistema más avanzado a nivel mundial para evitar los atropellos, utilizando para conocer su performance hasta 300 vehículos de reparto y 85 autobuses locales.

    Todos ellos disponen de cámaras que van conectadas a los vehículos, y que trabajan de forma sincronizada con herramientas de reconocimiento visual y procesamiento de datos, intentando detener una colisión potencial en tiempo real.

    Pere Navarro, director general de la DGT, señaló al momento de presentar la iniciativa, que “hasta ahora se ha hecho mucho para que el conductor y los que van en el coche viajen seguros, pero ha llegado el momento de pasar de una visión que en cierta manera es individualista a un uso de la tecnología pensado para mejorar la seguridad de todos los usuarios de la vía pública”.

    En las semanas que lleva puesto en práctica, el mecanismo denominado Autonomous Ready Spain ha alertado acerca de casi 700 accidentes posibles de vehículos contra peatones o ciclistas, evitando un buen porcentaje de ellos.

    Las matriculaciones de vehículos ligeros y pesados a gas natural se triplican en noviembre

    Según Volkswagen, España va “rezagada” en movilidad eléctrica