24 - 10 - 2020

    Un futuro con autopistas de pago parece inevitable

    Autopistas de pago España

    Aún muchos españoles se ven sorprendidos cuando salen del país y, en medio de sus paseos por Portugal o Francia en coche, se encuentran con autopistas de pago, un concepto que hasta ahora no ha calado en territorio nacional, pero nadie sabe por cuánto tiempo más seguirá siendo así.

    Las estadísticas actuales señalan que apenas ocho países europeos poseen autovías completamente gratuitas, mientras que el resto de Gobiernos del continente cuentan con alguna clase de sistemas de pago o peajes, lo que muchos consideran “el futuro” de estos caminos.

    La Fundación de Estudios de Economía Aplicada –FEDEA-, ha realizado recientemente una serie de informes en los que señala que, cada año, se destinan más de 11.000 millones de euros al mantenimiento de las autopistas, contemplando tanto impuestos como peajes.

    En el estudio, denominado “Las cuentas del transporte en España”, se aclara que cada vez son menos los países que actúan de esta manera, básicamente porque la mayoría de los Estados no pueden permitirse mantener vías gratuitas.

    A nivel nacional, y aunque no queramos asumirlo, también está pasando un poco esto, algo claramente visible si prestamos atención a que la inversión pública orientada al mantenimiento de las carreteras ha caído cerca de un 60% desde 2009 hasta la actualidad.

    Con varias de las principales arterias españolas a punto de quedarse sin peaje una vez cubiertos los costes de su construcción, las arcas públicas perderán otros 450 millones de euros destinados a las autovías.

    Ante tal panorama, el pago por uso se antoja como la única solución posible para asegurar también la preservación de estos caminos esenciales.

    Vuelos en línea recta, la alternativa para reducir CO2 en los desplazamientos

    MSI avisa de la necesidad de implantar un plan de achatarramiento para renovar el parque móvil