27 - 05 - 2022

    ¿Cómo afecta la subida del salario mínimo al sector del transporte?

    Después de que el Gobierno haya pactado con los sindicatos la subida del salario, llevando el SMI hasta 1.000 euros al mes desde el pasado 1 de enero, la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España -Fenadismer-, explicó en detalle explicado cuál es el impacto de esta medida en el sector a nivel nacional, y qué se espera.

    Lo primero es que, como decíamos, atendiendo al compromiso del Gobierno con la Carta Social Europea, ahora el salario mínimo interprofesional en España será de 1.000 euros al mes en 14 pagas, y lo será desde principios mismos de 2022, lo que significa que tendrá tendrá carácter retroactivo para el primer mes cobrado del año.

    En su comunicado de prensa, Fenadismer sostiene que las principales patronales del transporte y los empresarios no apoyan la subida, ya que consideran que ésta afecta a la supervivencia de las compañías del sector, algo que quedó patente considerando que no asistieron a las últimas reuniones con la Ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

    Dado que los salarios de los conductores ya no pueden ser inferiores a la cantidad que se fije de salario mínimo, entonces estas empresas tendrán que afrontar una erogación mayor por profesional, que repercute no sólo en el sueldo al final del mes, sino también en las cotizaciones de las propias firmas y los trabajadores a Seguridad Social.

    De este modo, los autónomos que tengan asalariados a su cargo tendrán que acoplarse a este nuevo SMI igual que las empresas, pasando a pagar 306 euros al mes sobre la base de los 1.000 euros, en lugar de los actuales 294. Además de eso, hay un problema sobre el que ya están advirtiendo en este momento de recuperación.

    Y ese inconveniente tiene que ver con las compañías deslocalizadas, es decir las que originalmente son españolas, pero se establecen en otros países donde los salarios mínimos de los trabajadores son -cada vez más- inferiores. Temen que el aumento del SMI lleve a más y más firmas a Europa del Este, en busca de la menor presión fiscal.

    La Comisión Europea estudia implantar las 44 toneladas de carga

    El Plan MOVES Flotas deja fuera al 99% de los transportistas