28 - 11 - 2020

    El taxi de Madrid ofrecerá precios cerrados para competir con Uber y Cabify

    Taxi Madrid precio cerrado

    El taxi de Madrid ha confirmado el pronto lanzamiento de una plataforma digital que les permitirá competir en mejores condiciones con compañías como Uber, Cabify y Free Now, las cuales han mermado su cantidad de clientes en el último par de años.

    Intentando recuperar parte de su negocio de toda la vida, estos conductores ya habían aceptado recientemente aparecer en algunos servicios de precios cerrados como Joinup, y ahora ofrecerán esta opción por su propia cuenta.

    La Asociación Gremial del Taxi ha detallado que pronto los usuarios tendrán la posibilidad, en toda la provincia, de contratar viajes con precios fijos, tal cual aprueba el nuevo reglamentado de la Comunidad de Madrid de antes de las elecciones.

    De cara al futuro esta organización, la segunda más importante de la capital, tiene la intención también de introducir un sistema de precios dinámicos y los taxis compartidos o carpooling, eso una vez que todo pase por el Ayuntamiento de José Luis Martínez Almeida.

    Por supuesto, todas estas soluciones pretenden brindar nuevas oportunidad al sector en momentos en los que la demanda ha bajado, sobre todo por la aparición de éstas firmas, como Uber o Cabify, que modifican sus precios considerando el nivel de actividad que experimentan.

    Miguel Ángel Leal, presidente de la Asociación Gremial y Fedetaxi, ha explicado que van a “proporcionar al taxi de Madrid una herramienta realmente competitiva para acceder a un público cada vez más numeroso que demanda los servicios por aplicación digital”.

    Según su punto de vista, tan pronto la nueva plataforma se encuentre funcionando, los taxistas de la capital y sus alrededores lograrán incrementar su facturación “entre un 8 y un 12%”, por lo que la propuesta ha sido muy bien recibida por la mayoría de ellos.

    España, el país europeo donde más crece la venta de automóviles eléctricos

    El aeropuerto de Ciudad Real reabre tras siete años cerrado