28 - 05 - 2024

    ESP ya es obligatorio a nivel europeo en coches nuevos

    sistema-ESP

    El control de estabilidad ESP ya se ha convertido en un sistema que debe ir incorporado de serie en los nuevos vehículos que se comercializan en la Unión Europea.

    ESP es un sistema de seguridad reactivo que desarrolló Bosch en 1995, cuyo nombre oficial del sistema es ESC (Electronic Stability Control), y que lleva vigente casi 20 años. El ESP permite que, ante una pérdida de tracción en una rueda, se corrija la entrega de potencia de forma individual, de manera que el conductor puede mantener la trayectoria prevista, y no ha de preocuparse por nada más que la dirección del volante.

    El pasado 1 de noviembre se instauró como elemento obligatorio para todos los vehículos nuevos fabricados a partir de esa fecha, algo que sucede diez años después de que pasase lo propio con el ABS, el sistema de frenado antibloqueo que salva vidas, y también evita que las colisiones sean de mayor gravedad (además de favorecer la frenada en condiciones adversas).

    El ESP se basa en las mediciones de ciertos sensores y, hasta 25 veces por segundo, comprueba si el ángulo de giro del volante coincide con la dirección real del coche. Si ambas lecturas no coinciden es que el coche ha perdido la trayectoria deseada y empieza la actuación sobre los diferentes elementos implicados.

    Lo más peligroso que puede pasar es que esa trayectoria no deseada termine con derrape. Se puede ir el coche de morro (subviraje) o de atrás (sobreviraje). Para evitar el derrape, el sistema reduce primero el par de giro del motor con el fin de estabilizar el vehículo. Si eso no fuera suficiente, frena también las ruedas selectivamente de forma individual. El ESP incluye las funciones del sistema Antibloqueo (ABS) y del sistema de Control de Tracción (ASR).

    En resumen, el control de estabilidad permite al conductor mantener el control sobre la dirección en situaciones de escaso agarre apoyándose en sistemas como el ABS para evitar el bloqueo de los neumáticos y en el ASR para dosificar la potencia entregada a cada rueda de forma individual.

    El número total de coches vendidos durante el pasado mes de octubre en España alcanzó los 76.073, lo que supone un aumento del 261%.

    Carnival ampliará la capacidad de su flota un 10%

    FMCSA propone cambios legislativos para conductores profesionales

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.