13 - 06 - 2024

    Marc Márquez recorre Madrid en un coche impulsado por combustible cien por cien renovable

    Marc Márquez ha recorrido Madrid al volante de un Honda Civic TypeR impulsado por combustible cien por cien renovable de Repsol, una acción destinada para dar a conocer el positivo impacto de estos combustibles que entrarán en el Mundial de 2024 y que son uno de los pilares de la compañía multienergética nacional.

    Durante su viaje, Márquez fue realizando diversas paradas en las que invitó a los transeúntes a subirse al coche para poder conocer de primera mano lo que representan los combustibles renovables y mantener una charla distendida.

    El trayecto se realizó por los principales enclaves y lugares emblemáticos de la capital de España, como por ejemplo la Puerta de Alcalá, la Plaza de Colón, el Paseo de la Castellana, la Plaza de Cibeles o el Estadio Santiago Bernabéu, un recorrido que se inició en la estación de servicio que la compañía multienergética tiene en ‘Mercamadrid’, ya que se trata de una de las primeras de España que suministra combustible cien por cien renovable.

    Además de conversar sobre estos combustibles y su inminente implantación en el Mundial de MotoGP en 2024 con un carburante que contendrá, como mínimo, un 40 por ciento de origen no fósil, los acompañantes del piloto catalán también pudieron conversar con él sobre otras cuestiones como sus rutinas de entrenamiento u otras curiosidades.

    Los combustibles renovables son uno de los principales pilares de la estrategia de Repsol para acelerar la descarbonización del transporte y conseguir su objetivo de convertirse en una compañía cero emisiones netas en 2050.

    En este sentido, el piloto del Repsol Honda está jugando un papel fundamental para su equipo en el desarrollo del combustible renovable para MotoGP. De hecho, hace algunos meses, el de Cervera realizó el primer test con este nuevo carburante sobre una Honda RC213V-S en el madrileño circuito del Jarama, donde completó 12 vueltas y pudo compartir su opinión con los ingenieros de la compañía para seguir avanzando en el desarrollo del combustible renovable para el Mundial de 2024.

    Los combustibles renovables son uno de los principales pilares de la estrategia de Repsol para acelerar la descarbonización del transporte y conseguir su objetivo de convertirse en una compañía cero emisiones netas en 2050. Se trata de combustibles líquidos que se fabrican con materias primas renovables alternativas, como aceite de cocina usado, residuos del sector agroalimentario y forestal, y grasas animales, entre otros.

    La principal ventaja de su uso es que pueden utilizarse en vehículos actuales sin necesidad de realizar modificaciones en los motores ni en las infraestructuras de distribución y de repostaje ya existentes. Además, representan una alternativa real ya disponible para descarbonizar la movilidad, junto a la electrificación y el hidrógeno.

    GLS adquiere la canadiense Altimax Courier

    Gobierno mantiene compromiso de reducir el déficit de inversión en las carreteras españolas