02 - 12 - 2020

    Las tres claves para el futuro del transporte por carretera

    transporte por carretera

    El transporte de mercancías por carretera aporta un 4,8% del PIB español, genera más de 15.000 millones de euros a través de impuestos y el 85% de los productos que consumen los ciudadanos se transportan en algún momento en un camión, según datos de la Confederación Española de Transporte de Mercancías.

    El sector ha demostrado ser un servicio esencial desde el inicio del covid-19, trabajando diariamente para suministrar productos básicos a supermercados y farmacias. Sin embargo, sigue siendo un área muy tradicional. Empresas como Trucksters, gracias a propuestas basadas en inteligencia artificial y big data, traen importantes avances a la industria que serán clave gracias a la digitalización y a una mayor coordinación, especialmente con el objetivo de mejorar las condiciones de vida de los conductores y reducir los accidentes de tráfico. El futuro del transporte de mercancías por carretera y de la logística pasa por tres puntos principales:

    1) Digitalización y tecnología

    El transporte de mercancías por carretera necesita más tecnología que nunca. Es fundamental contar con plataformas de gestión que permitan digitalizar la documentación necesaria de la operativa (muy intensivo en papel a día de hoy), así como herramientas tecnológicas para ayudar a planificar las rutas. Actualmente, la organización de las rutas se basa en un sistema experiencial.

    Por ejemplo, con el método actual un agente de tráfico no tiene en cuenta todas las variables y los recursos de la empresa a nivel holístico, pero la utilización de determinados algoritmos basados en inteligencia artificial y big data hace que la planificación de las rutas sea mucho más exacta.

    Por otro lado, el teletrabajo también ha llegado para quedarse en las empresas que se dedican al transporte y logística. Se está viendo que este canal está funcionando con éxito gracias precisamente a la digitalización, ya que se agilizan los trámites y se evitan pérdidas de tiempo innecesarias. Las empresas que no hagan uso del teletrabajo podrán perder talento.

    2) Eficiencia

    Ante la incertidumbre del momento, las compañías del sector van a prestar mayor cuidado en la parte de costes. Una posible crisis puede afectar a los clientes y, más que nunca, van a necesitar estudiar sus costes cuidadosamente. Por ello, el trabajo de las empresas de logística y transporte debe ser más productivo que antes.

    Normalmente, por ejemplo, un agente de tráfico pierde mucho tiempo gestionando camiones con procesos antiguos. A partir de ahora, será fundamental una comunicación más óptima entre los diferentes actores. Esto propiciará mayor eficiencia para seguir siendo competitivos en términos de costes. Además, será clave planificar las operaciones para ser más óptimos con la utilización de camiones.

    Por otro lado, en la industria hay una estructura muy fragmentada en donde conviven más de 100.000 empresas de transportes con dos camiones de media, cada una de ellas sin apenas colaboración. Esto cambiará porque el sector será más eficiente si hay colaboración entre todos los protagonistas para evitar ineficiencias y ofrecer soluciones y servicios más óptimos.

    3) Sostenibilidad

    El transporte avanza hacia caminos más sostenibles, tanto en la parte humana como en la parte medioambiental. Con la llegada del covid-19, la sociedad ha visto la importancia que tienen los conductores de camión como parte del esqueleto económico del país.

    Como servicio esencial, han sido los responsables de suministrar a los ciudadanos los productos básicos de alimentación y farmacia, reivindicando así el papel que juegan dentro del día a día de la sociedad.

    Sin embargo, actualmente, hacen falta más de 100.000 chóferes en el mercado europeo. Los jóvenes no quieren ser conductores de camión ante las duras condiciones de vida a las que estaban acostumbrados.

    Empresas como Trucksters están implantando nuevos modelos, como relevos entre conductores de camión con el objetivo de que estos puedan dormir en sus casas. Al relevarse con un compañero, conducen 4,5 horas de ida y 4,5 horas de vuelta en el mismo día lo que ayuda a reducir los accidentes de tráfico, permitiendo a los conductores dormir en sus casas con sus familias prácticamente cada día.

    En la parte de sostenibilidad medioambiental, los gobiernos y empresas están cada vez más concienciados con el cuidado del medio ambiente. Del total de emisiones mundiales, el 15% viene del transporte, y 24% de ese subtotal, de los camiones. De las emisiones que generan los camiones, el 98% se debe al carburante utilizado. Por esta razón, en el futuro los camiones van a utilizar energías alternativas como el gas y la electricidad.

    El uso de vehículos alternativos como el gas puede implicar una reducción del 75% de las emisiones de CO2, ahorrando más de 1.400 toneladas de CO2, en comparación con el diésel a lo largo de 2 años, según un estudio de la Unión Europea.

    Madrid aumenta un 36% sus puntos de recarga rápida en 2020

    Finalmente, las motos eléctricas podrán acogerse a las ayudas del MOVES