14 - 12 - 2018

    La arquitectura modular al servicio de la logística

    Modulos prefabricados

    La arquitectura modular representa un nuevo sistema constructivo y de fabricación novedosos y que gracias a sus notables cualidades incluso superar a modelos tradicionales. Sin embargo, los módulos prefabricados no solamente se emplean para levantar nuevas viviendas, oficinas y otros centros de trabajo, sino que también cumplen un papel muy importante en el sector de la logística y el transporte.

    Los contenedores de obra y los contenedores marítimos son productos excelentes para el transporte seguro de grandes volúmenes, por lo que son una herramienta imprescindible más en el engranaje de toda cadena de logística. Además, no solamente satisfacen el traslado de mercancías, sino que también constituyen un espacio de almacenaje provisional para aquellas empresas que necesiten ampliar sus recursos ante un aumento de demanda o un mayor pico de actividad.

    La resistencia y la calidad de los materiales hacen frente al desgaste por condiciones climáticas y también garantiza seguridad frente a robos y actos vandálicos.

    Diferentes modelos de contenedores modulares

    Los contenedores marítimos son estructuras estancas que permiten transportar toneladas de carga de una ubicación a otra sin afectar a la mercancía. En este sentido, encontramos diferentes modelos en el mercado confeccionados a partir de la tecnología de la arquitectura modular.

    • Contenedor estándar: Es el producto más extendido para el transporte de productos secos. Son cajas cerradas con paredes, techo y suelo rígidos, dotadas de una apertura lateral.
    • Contenedores Open Top: Este modelo permite desmontar tanto la puerta lateral como el techo, lo que facilita el transporte de carga de mayor volumen con facilidad y seguridad. Es necesario el uso de una grúa.
    • Contenedor Flat Rack: Tienen forma de U, carecen de techo y las paredes externas son plegables. Son muy utilizados para el transporte de cargas muy pesadas y voluminosas. Además, también es posible apilar mercancías sobre sí misma. Cuando estos contenedores están vacíos, apenas ocupan espacio.
    • Contenedor Plataforma: Este modelo está constituido únicamente por una base rígida de acero que carece por completo de paredes laterales. Se utiliza para carga pesada y voluminosa, pero no es posible apilarla.
    • Contenedor refrigerado: Está dotado de un aislamiento especial de poliuterano que permite enfriar y calentar la carga que transporta. Está pensado para productos perecederos, como alimentos o plantas.

    Todos estos modelos permiten disponer de una solución eficaz a las diferentes necesidades del sector, ya que cumplen tanto con la correcta conservación de los productos como facilitan el trabajo a los transportistas.

    Cualidades del sistema

    Los módulos prefabricados presentan innegables cualidades en consonancia tanto con la calidad de los propios contenedores como la innovación y la sostenibilidad; y es que estos módulos han sido fabricados en un sistema cerrado y poco contaminante, así como sus materiales son reciclables después de su uso.

    Por otra parte, los contenedores nos ayudan a cubrir necesidades tanto previstas como urgentes de forma segura, rápida y eficaz. Además, como son modulares, presentan una gran versatilidad y flexibilidad, de modo que es posible crear mayores estructuras de módulos ensamblados que permite satisfacer con diferentes funciones y usos de almacenaje y trabajo. Son aptos para todo tipo de terrenos y pueden reubicarse a cualquier otro lugar, así como ampliarse o reducirse en función de las circunstancias.

    Ecuador producirá 18 mil barriles diarios más de crudo

    FAO considera que comercio alimentario compensaría cambio climático