15 - 01 - 2021

    FAA alerta por hielo seco en aviones para transportar vacunas COVID-19

    transporte vacunas

    Hay riesgo al llevar a bordo demasiado hielo seco en las bodegas de los aviones que transportarán las vacunas contra la COVID-19, por ser la forma sólida de dióxido de carbono.

    Las vacunas que ya se empiezan a distribuir por el mundo requieren bajísimas temperaturas para mantenerse en buen estado.

    La advertencia la lanzó la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) de EE.UU.

    El hielo seco se descompone y se transforma en gas a temperaturas superiores a los 108°F (42°C) bajo condiciones atmosféricas normales. A presiones reducidas como las de la cabina de un avión la tasa de sublimación del hielo seco aumentará. Por tanto, el riesgo es que el CO2 gaseoso reemplace al oxígeno en los compartimentos del avión e interfiera con la capacidad de la tripulación para respirar.

    Los altos niveles de dióxido de carbono pueden perjudicar la función cognitiva y conducir a la asfixia, lo que genera preocupación para los tripulantes de tierra.

    Las vacunas que se transportan por aire suelen estar embaladas en grandes contenedores aislados con compartimentos para hielo seco, aunque algunos tipos de equipos utilizan sistemas de refrigeración a pilas en su lugar.

    Récord de exportaciones del vino a granel argentino

    Expertos participan en el evento online “Fuels of the future 2021”