28 - 11 - 2020

    La DGT multará con hasta 1.000 euros por conducir el patinete eléctrico distraído

    Patinete eléctrico multas

    Si los conductores de patinetes eléctricos ya se habían mostrado algo disconformes con las nuevas regulaciones sobre el uso de este tipo de vehículos impulsadas por la Dirección General de Tráfico -DGT-, todo indica que pronto tendrán más motivos para quejarse.

    Ocurre que, según los últimos rumores y a partir de una instrucción que debería formar parte de la nueva legislación, se podrán imponer multas de hasta 1.000 euros a aquellos conductores de patinetes eléctricos que utilicen el móvil al desplazarse, estén escuchando música o hayan bebido.

    Si bien se trata de una serie de sanciones que varias grandes ciudades ya han incluido en sus normativas municipales, ahora deberían aplicarse en la totalidad del territorio español, siendo recogidas finalmente en la próxima regulación de los Vehículos de Movilidad Personal.

    Javier Villalba, subdirector de Normativa de la DGT, señaló en una nota de prensa que ésta “era una petición que nos han realizado policías se tráfico, ante las situaciones que se están presentando y que incide negativamente en la seguridad vial, en especial cuando afecta a los colectivos vulnerables”.

    Pere Navarro, director de la DGT, ya había adelantado anteriormente algunas otras medidas que podrían ser de cumplimiento efectivo en breve, como por ejemplo la prohibición de aparcar en la acera, situación que iría de la mano con instalar aparcamientos específicos para estos vehículos personales.

    De esta forma, aquellos que se muevan a bordo de patinetes eléctricos escuchando música o usando el móvil podrían recibir sanciones de hasta 200 euros, mientras que quienes lo hagan luego de haber bebido y bajo los efectos de la bebida, podrían tener que pagar hasta 1.000 euros por la falta.

    Según Volkswagen, España va “rezagada” en movilidad eléctrica

    Barcelona, entre las 15 ciudades con mejor sistema de transporte público