19 - 11 - 2017

    Fábricas mexicanas de productos industriales generarán 800 mil unidades

    mexico-fabrica

    Un desarrollo planificado de las plantas de fabricación mexicanas de diversos productos industriales generará unas 800 mil unidades (equivalente a 20 pies de TEU) de tráfico de exportación y generará la necesidad de contar con 40 millones de pies cuadrados de espacio para almacén, informa el Journal of Commerce.

    De hecho, México contaba con más de 200 parques industriales con unos 322 millones de pies cuadrados de edificios industriales desde abril de 2013.

    Mejoras en la infraestructura, la economía mexicana y la fortaleza del dólar son factores clave que han transformado a México en un mercado de abastecimiento más atractivo.

    El tráfico de camiones y el ferroviario entre Estados Unidos y México estableció un récord en 2014; el valor de la carga del camión subió un 8,8% año tras año, de acuerdo con cifras del Departamento de los Estados Unidos de Estadísticas en Transportación.

    El sector automotriz ha invertido miles de millones de dólares en lo que algunos han llamado el “Boom Automotriz” mexicano. Los sectores electrónico e industriales están siguiendo su ejemplo, habiendo determinado que tiene sentido utilizar el Nearshoring en un mercado que es el tercer mayor socio comercial de Estados Unidos y cuyo comercio transfronterizo con Estados Unidos asciende a más de mil millones de dólares cada día, de acuerdo con el gobierno estadounidense.

    En respuesta a la actividad en ambos lados de la frontera, el sector industrial ha visto incrementadas las inversiones inmobiliarias en centros de distribución, logística de la cadena de suministro e incluso en instalaciones intermodales que sirven en operaciones de fabricación y almacenamiento.

    Para aquellos que ya han experimentado con Nearshoring, los beneficios que van más allá del mero costo no son ninguna sorpresa -comodidad geográfica, trabajar en las mismas zonas horarias o cercanas, afinidad cultural, una fuerte oferta de trabajo, incluso la protección de la propiedad intelectual- y comprenden una matriz de ventajas que han traído a los fabricantes más cerca de las costas estadounidenses.

    Para sacar ventaja de esta estrategia, primero hay que explorar el mercado de primera mano para determinar si Nearshoring, Re-shoring o la expansión de la manufactura a México es una solución viable.

    Además, también hay que trabajar con un socio; un proveedor 3PL o un vendedor experimentado versado en las operaciones transfronterizas; así como pasar tiempo en el país, ya sea en las ciudades fronterizas y en las grandes ciudades o en el interior del país, para examinar cómo las operaciones, mercados e incluso culturas pueden adaptarse a tus necesidades específicas.

    OCDE rebaja tres décimas la previsión del crecimiento mundial

    Robo de carga en ferrocarril mexicano aumenta

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.