21 - 10 - 2018

    Puerto de Valencia realiza pruebas de validación para detectar sustancias radioactivas

    Camion-de-Syrtrans

    El puerto de Valencia llevó a cabo la semana pasada las pruebas de validación de un sistema pionero de detección y clasificación de sustancias radiactivas en puertos y fronteras para dotar de mayor inteligencia a los pórticos de detección de radiactividad ya existentes.

    El desarrollo de esta solución se enmarca dentro de un proyecto europeo liderado por la compañía de consultoría y tecnología Indra, en el que participa activamente la Fundación Valenciaport, y que ha sido cofinanciado por el Programa de Prevención y Lucha contra el Crimen de la Dirección General de Interior de la Comisión Europea.

    Actualmente, el acceso sur es el único punto de entrada y salida de contenedores del Puerto de Valencia y cuenta con 10 portales que permiten realizar detecciones tanto de emisiones gamma como de  neutrones.

    La idea que subyace detrás de este propósito es registrar un menor número de alarmas inocentes (producidas por materiales con radioactividad natural y previamente declarados), lo que permitirá centrar mayores esfuerzos en las alarmas que realmente sean preocupantes. Con ello se facilita el proceso de toma de decisiones de los operadores del centro de alarmas (CAS).

    El pasado 18 de noviembre se realizó la calibración del sistema empleando una furgoneta con fuentes radiactivas reales en el carril S-7 del puerto, mientras que el 19 se probó el sistema con el paso de un camión de la empresa Syrtrans cargado con un contenedor, en el que se alternó la situación de las muestras en diferentes puntos (centro de gravedad, mayor-menor distancia respecto al detector, etc.) para los diferentes ensayos.

    Finalmente, el 20 de noviembre se procesó el paso de los camiones que operan por dicho carril con el software desarrollado. Por otra parte, se ha instalado un equipo informático en el CAS para el tratamiento y procesamiento de los datos que servirá para comprobar la efectividad y utilidad de la solución propuesta.

    Como resultado de este proyecto se espera una mejora significativa en los procesos y tecnología de detección y clasificación de sustancias radiactivas, incrementando la rapidez en los procesos y reduciendo el número de alarmas inocentes que deberán gestionar los operadores del CAS del Puerto de Valencia.

    Con la validación de este prototipo, el Puerto de Valencia busca el triple propósito de situarse a la vanguardia tecnológica nacional, incrementar la seguridad y mejorar la eficiencia de sus procedimientos operativos.

    La autoridad portuaria de Valencia aumentó las toneladas acumuladas un 0,06% en julio respecto al mismo mes de 2013. En total, el puerto de Valencia canalizó 38.846.757 toneladas en julio.

    Expertos investigan el accidente del MOL Comfort

    Pieter Schelte navega a Róterdam

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.