05 - 12 - 2016

    Carsharing en Barcelona podría ser más caro que el alquiler tradicional, según Happycar

    happycar-coches-carsharing

    El carsharing es una alternativa de alquiler de coches para recorridos y tiempos cortos, mientras que los coches de alquiler ofrecen precios más competitivos para periodos de 24 horas y largos recorridos.  Los precios por día del carsharing fluctúan entre los 29 y los 56 euros al día entre semana y los 40 y los 77 euros en fin de semana.

    Con más de 1,6 millones de habitantes según el INE y 7,7 millones de turistas durante el 2015, cifra que aumentará hasta los 8,2 millones durante 2016 según los datos manejados por Mastercard1, Barcelona se ha situado como una de las ciudades más visitadas de Europa. Una de sus consecuencias es que los visitantes gastarán este año en la ciudad condal en torno a unos 8.400 millones de euros, de acuerdo a las estimaciones hechas por la sociedad de tarjetas de crédito.

    Como consecuencia del aumento de turistas y residentes, se ha producido un incremento del 2,7% en los desplazamientos totales realizados en el área metropolitana de la capital catalana. En términos generales, de acuerdo a los datos recogidos por el Informe de Movilidad 2015 del Ayuntamiento de Barcelona2, el transporte público engloba el 39,6% total de los desplazamientos, mientras que el privado tiene una cuota que se sitúa en el 26,1%.

    Para dar respuesta a la demanda de transportes privados, los servicios en este campo se han incrementado, en su mayoría en el ámbito del carsharing y de los coches de alquiler. Dos ejemplos de ello son el aumento en la oferta de servicios de carsharing o los datos mostrados por el comparador de coches de alquiler, Happycar, de acuerdo a los cuales, las compañías localizadas en Barcelona manejan diariamente entre 1301 y 2803 ofertas de vehículos, dependiendo de la época del año.

    De acuerdo al Anuario Estadístico de la Ciudad de Barcelona 20163, el 64,8% de los visitantes de la ciudad en 2015 fueron turistas, mientras que un 22,2% acudieron a la ciudad por motivos profesionales. Para discernir cuál es el transporte que mejor se adapta a sus necesidades, hay que tener en cuenta dos aspectos: si van a quedarse en la ciudad o si deciden visitar puntos de interés fuera de Barcelona.

    Para visitar las afueras de Barcelona, es preferible alquilar un coche con el que tener más independencia, sobre todo si el contrato prevé un número ilimitado de kilómetros. Pero si lo que se desea es visitar la ciudad, se recomienda el transporte público.

    Happycar ya destacaba en febrero las diferencias de precios entre alquilar un coche en ciudades costeras o hacerlo en una localización del interior de España. Por ejemplo, mientras que en la localidad menorquina de Mahón es posible alquilar un vehículo con franquicia por 6,15 euros al día, mientras que en Logroño es siete veces más caro, llegando hasta los 48,58 euros.

    ¡Comparte!

    • Facebook
    • Twitter
    • Google Plus
    • LinkedIn
    • Email

    Celebrity Cruises empieza construcción del primer barco de nueva clase ‘Edge’

    TUI planea crear joint venture con Etihad para vuelos al Mediterráneo