16 - 11 - 2018

    Operadores marítimos prefieren combustible bajo en azufre antes que al scrubber

    Operadores marítimos prefieren combustible bajo en azufre antes que al scrubber

    Los operadores marítimos prefieren el combustible bajo en azufre antes que utilizar un scrubber o depurador de gases contaminantes. De hecho, el número de buques que instalen depuradoras será un porcentaje escaso de la flota mundial en 2020.

    No obstante, el sector de los sistemas de depuración de gases ha tenido un aumento de la demanda en los últimos meses, según indica Bimco. Se trata de una modalidad que busca adaptarse a la nueva regulación sobre los límites de azufre de la Organización Marítima Internacional (OMI).

    Por su parte, numerosas navieras consideran como última opción la instalación de scrubbers en sus buques para estar al día con la nueva normativa. Es más, sin importar la rapidez con la que se incorpore el sistema de depuración será imposible que se sitúe entre las primeras opciones del sector marítimo en los próximos dieciocho meses.

    En concreto, la flota mundial conforma unos 90.000 buques activos, de los cuales entre 50.000 y 60.000 deben cumplir con el reglamento de la OMI, ya que se dedican al transporte internacional. Según las estimaciones del operador Clarkson, los buques han instalado unos 600 sistemas de depuración, mientras que se estima que la cifra de scrubbers alcanzará los 3.000 en 2020.

    El principal problema al instalar las depuradoras es el costo, ya que una depuradora puede valer unos 4.317.000 euros por cada buque. De modo que, no se trata sólo del precio, sino que la industria se enfrenta a condiciones financieras cambiantes y se ve condicionada por la nueva normativa de aguas de lastre.

    Por otro lado, la sociedad DNV GL ha lanzado una nueva plataforma digital, llamada Alternative Fuel Insight (AFI), la cual tiene el fin de informar sobre las diferentes ofertas de combustible marítimo alternativo que hay disponibles en el sector marítimo.

    Puerto Seco de Antequera comenzará las obras a principios de 2019

    Fundación ICIL analizará conceptos logísticos para gestionar el Black Friday