25 - 10 - 2020

    El río Paraná registra la peor bajante en 30 años

    rio parana

    La sequía suma un nuevo drama en algunos países de Suramérica, que usan el río Paraná como vía fluvial: una bajante que no se registraba desde hace 30 años.

    Ya la pandemia de coronavirus ha afectado los procesos de comercio exterior y operaciones en los puertos, pero ahora todo se empeora la pérdida de profundidad del afluente, que apenas llega a un  metro en el puerto de Rosario.

    De los 34 pies necesarios para navegar en condiciones normales, el río está en 31 pies. Estos números traen problemas comerciales y de seguridad.

    En líneas generales habrá incumplimiento de los contratos, y posibilidad de varaduras, con sus consabidos inconvenientes tanto en los buques como en los costos totales para hacer zafar los barcos con remolcadores.

    Informes de la Bolsa de Comercio de Rosario y la Cámara de Actividades Portuarias y Marítimas dan cuenta de la gravedad de la situación: se está muy lejos del mínimo de 2,47 metros requerido para que el concesionario de dragado cumpla con la obligación de garantizar el dragado a 34 pies.

    En este sentido, Jan de Nul, ya se encuentra trabajando para el sobredragado de la hidrovía y añadir 2 pies de profundidad.

    Para tal fin, 5 dragas de la compañía y todos sus profesionales y técnicos se encuentran abocadas  a la tarea las 24 horas del día, los siete días de la semana con el fin de poder contribuir con los productores y los exportadores a sostener su actividad en este difícil contexto.

    Cosco lanza un nuevo servicio entre el Mediterráneo y Estados Unidos

    El puerto de Callao movilizó 3 millones de toneladas métricas en marzo