La Organización Marítima Internacional (OMI) está sopesando hacer cambios en la legislación y en consecuencia la carga marítima deberá ser pesada a partir del 1 de julio de 2016 si la normativa se aprueba.