21 - 01 - 2018

    España produce el 40% de la producción mundial de aceite

    aceite

    España produce más de la mitad del aceite total de la Unión Europea y el 40% de la producción mundial, con una clara tendencia al crecimiento de las exportaciones. Andalucía es el principal productor español, con un 83% de la producción nacional y el 32% de la producción mundial.

    En cuanto al aceite envasado, el aceite español es exportado a Australia, Estados Unidos, Brasil, Japón y Francia como principales destinos. Destaca la tendencia al crecimiento en Japón, Italia, Corea del Sur, Estados Unidos, Colombia, Taiwán, Ecuador, México y Brasil.

    En el caso de Estados Unidos, las importaciones de aceite de oliva se han incrementado en un 6% y se exige el certificado KOSHER para productos orgánicos y ecológicos.

    Rusia, por su parte, no cuenta con producción propia y España es su principal proveedor. El consumo de aceite de oliva se ha incrementado en 21.000 toneladas en los últimos 10 años y se exige un documento de calidad emitido por un laboratorio nacional, que garantice que el producto es apto para la venta.

    En el caso de Arabia Saudí, desde 2010 se ha producido un crecimiento notable de las exportaciones de aceite hacia este destino, que han alcanzado un aumento del 32% en los últimos cinco años. La exportación a este destino exige una buena elección de distribuidores y un profundo conocimiento de su cultura, además de los correspondientes certificados HALAL de calidad del producto.

    Por último, en China existe actualmente una creciente preocupación por la alimentación saludable. El tamaño del mercado del aceite ha alcanzado los 97 millones de euros en 2013. Las exportaciones al país asiático requieren un código de registro: el Importer Customs Registration Code (CR), así como un Certificado de Verificación de la etiqueta de alimentos importados.

    Mercadona donó a principios de agosto 3.000 kilos de aceite de oliva y de girasol a la Fundación Banco de Alimentos de Navarra (BAN). De esta forma, se renovó el convenio de colaboración entre ambas entidades, que comenzó en 2013.

    Economía panameña mantiene su calificación positiva

    Pruebas europeas de emisiones afrontan retraso de dos años

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.