28 - 11 - 2022

    Ford somete su E-Transit a una serie de tests tortura

    Ford E-Transit tests tortura

    Así como los clientes tendrán la posibilidad de probar las nuevas E-Transit de Ford a lo largo de los próximos meses, el fabricante norteamericano ha decidido someter la versión eléctrica de la furgoneta de carga más vendida del mundo a una serie de tests tortura, lo que les permite conocer cuáles son sus capacidades de resistencia.

    Básicamente, la intención de los ingenieros de la estadounidense es poder replicar muchas de las peores condiciones de uso con las que pueden encontrarse los propietarios y conductores de este vehículo comercial, descubriendo así posibles fallas y previniéndolas antes de que se inicie la comercialización en los grandes mercados.

    Como parte de estos ensayos, la Ford E-Transit tuvo que hacer frente a circunstancias poco probables, por supuesto, como la conducción invernal que se requiere en Michigan, o simulaciones de situaciones ya menos frecuentes, como de calor, frío y altitud extremos, gracias a su Cámara de Pruebas Medioambientales de Colonia.

    En el comunicado de prensa al respecto, explican que esta unidad “completó 10 años de arduo trabajo en sólo 12 semanas”, con el objetivo de “garantizar que sea tan duradero como sus modelos hermanos con motor diésel”.

    Andrew Mottram, ingeniero jefe de programas E-Transit, remarcó al respecto que “probamos todas nuestras furgonetas en condiciones superiores a las que puedan encontrar en manos de los clientes”, y podemos creerles atendiendo a que se recrearon artificialmente entornos tan hostiles como los que van desde el Sahara hasta Siberia.

    “El E-Transit totalmente eléctrico no es diferente: llevándolo al límite en nuestros entornos de prueba controlados, podemos estar seguros de que servirá de forma fiable a nuestros clientes cuando cambien a energía totalmente eléctrica para sus negocios”, concluyó en este sentido el propio Mottram.

    Maersk atenderá operaciones de carga aérea en Brasil

    HMM ordena una docena de buques de 13.000 TEU