10 - 08 - 2022

    El packaging cada vez más importante en el sector logístico

    packaging logística

    El packaging, también conocido como embalaje o empaquetado de productos, se ha vuelto un elemento diferenciador y cada vez más importante dentro del sector logístico. 

    Y es que, dentro de la logística, además del medio de transporte utilizado para distribuir un producto, el almacenaje o la comercialización del mismo, el diseño del packaging se ha vuelto clave para fidelizar y atraer a nuevos clientes. Empresas como Embaleo ayudan a comercios con el packaging ya que cuentan con una gran gama de cajas de cartón para el empaquetado o envío que se pueden rellenar con viruta de madera para proteger objetos y productos de manera eficaz y ecológica.  

    ¿Por qué es tan importante el packaging? 

    El packaging es fundamental en cualquier negocio y son muchos los que ya lo consideran como una prioridad. Gestionar un diseño apropiado y eficiente para transportar productos es clave para que un negocio consiga el éxito que está buscando. Y, en la actualidad, donde las compras por Internet lideran el mercado, cada vez se hace más necesario contar con un embalaje de calidad y resistente.  

    En este punto es recomendable elegir una buena caja de cartón. Dependiendo del objeto, su tamaño o el número a enviar, se puede elegir una medida u otra para la caja de cartón ya que no ha de ser ni demasiado grande ni demasiado pequeña. Además, para que el producto esté guardado con seguridad, se puede utilizar plástico de burbujas o papel de periódico. También está la opción de sobres de burbujas para envíos, por ejemplo, de CDs, joyas, libros o productos electrónicos.   

    Ventajas del packaging  

    El éxito o el fracaso de un producto, en ocasiones, va ligado a la forma de presentarlo. Por eso mismo, el packaging genera una serie de ventajas.  

    Producto más protegido. La utilización de un buen embalaje a la hora de transportar un producto hace que este esté más protegido y que el transporte sea mucho más sencillo. Un buen empaquetado reduce daños y devoluciones. 

    Reducción de costes y aumento de la sostenibilidad. El material utilizado para el embalaje, a la larga, puede generar una disminución de costes. Además, si el embalaje se lleva a cabo con envases sostenibles se mejorará el medio ambiente. Y no hay que olvidar que los consumidores cada vez tienen más consciencia de la importancia del medio ambiente y conectan mejor con alternativas enfocadas al cuidado del planeta. 

    Aumento del valor percibido de un producto. Un buen embalaje, de calidad, resistente y que cuente con un buen diseño suelo aumentar el valor percibido del mismo.  

    Mayor demanda. Un buen diseño atrae la atención de los consumidores a la vez que aumenta su interés hacia una marca.  

    Mejora la identificación de un producto. Un diseño reconocible hace que el consumidor identifique, de un vistazo, un producto. Algo que hace más sencillo el acto de compra.  

     

    Para un negocio, marcar la diferencia respecto al resto puede ser un gran desafío por lo que dar valor a cada elemento del producto, como por ejemplo el empaquetado, puede ser la solución perfecta para destacar.

    Nuevo servicio Ro-Ro para el puerto de Montevideo con conexión al Caribe

    La congestión en los puertos de la costa este de EE.UU. toma nuevas dimensiones