24 - 05 - 2024

    BTP rechaza buques por falta de espacio en el puerto de Santos

    El puerto de Santos, el más grande de América Latina, está enfrentando una situación crítica por la congestión de sus terminales. La semana pasada, dos portacontenedores que debían operar en BTP (Brasil Terminal Portuario) fueron rechazados por falta de capacidad. BTP es una empresa conjunta entre APM Terminals y TIL, que pertenecen a Maersk y MSC, respectivamente.

    Los buques intentaron desviar su ruta a otras dos terminales, Santos Brasil y DP World Santos, pero tampoco encontraron espacio disponible. Esta situación evidencia que el puerto no tiene margen para afrontar imprevistos y que necesita urgentemente una ampliación.

    Según la OCDE, el límite de ocupación de una terminal para mantener la eficiencia es de hasta el 70% en el patio y hasta el 65% en el atraque. Sin embargo, BTP está operando al 95% de su capacidad, lo que dificulta la fluidez de las operaciones. Además, datos de la Autoridad Portuaria de Santos muestran que el puerto en su conjunto ha superado el 70% de su capacidad instalada desde 2019, cuando movilizó 4,2 millones de TEU.

    Los planes de expansión del puerto, que incluyen la licitación de una nueva terminal prevista para 2022, se han visto frenados por el gobierno de Lula, que quiere mantener el control estatal del puerto. El ministro de Puertos, Márcio França, ha anunciado que revisará la necesidad de esta medida y el tamaño requerido para la ampliación del puerto, con el fin de evitar que pierda carga frente a otros puertos cercanos.

    El puerto de Santos es vital para la economía brasileña, ya que concentra cerca del 30% del comercio exterior del país. Por ello, es fundamental resolver los problemas de congestión y mejorar la infraestructura portuaria para garantizar la competitividad y la eficiencia del transporte marítimo.

    El Puerto de Vigo avanza en la expropiación del apartadero ferroviario Plisan

    Aumento en los volúmenes de carga de las aerolíneas latinoamericanas