La tendencia mundial en el mercado marítimo es que cada vez más barcos utilicen combustibles limpios, como el gas natural licuado (GNL). Por ello, Hapag-Lloyd reacondicionará su nave “Sajir”, de 15.000 TEUs.