24 - 05 - 2019

    La conexión ferroviaria París-Barcelona no llegará, al menos, hasta 2025

    conexión ferroviaria París-Barcelona

    La conexión ferroviaria París-Barcelona es una de las intenciones más importantes que forman parte del proyecto que pretende el establecimiento de un gran eje ferroviario transeuropeo Escandinavia-Mediterráneo Occidental. Y sin embargo, el comienzo de las obras no está ni siquiera cercano.

    Lo que ocurre es que, más allá de los innumerables rumores que aparecen en este sentido como es lógico, para que este tipo de recorrido pueda realizarse de forma fluida, se requiere la existencia de cuatro vías en la totalidad del recorrido, con sus conexiones respectivas.

    Suponiendo que se alcancen los acuerdos definitivos para ello, aún hay otros inconvenientes que tienen que sortearse, como por ejemplo qué es lo que sucederá cuando los trenes de mercancías se acerquen a las grandes ciudades, como en los casos tanto de estas dos cabeceras como de Lyon.

    Algunas de las tareas que resultan básicas para que pueda lanzarse un proyecto así de ambicioso tienen que ver con el disponer de trenes de mayor longitud y capacidad, además de subir el transporte vehicular, y por supuesto, añadir las circunvalaciones que sean necesarias.

    Hay que tener en cuenta que la ruta que une a estas dos grandes ciudades es una de las más comunes, con una media de usuarios de 19.500 pasajeros por día, que podríamos luego dividir en 8200 que se desplazan en aviones, 5300 en autobuses, 4500 en automóviles, y apenas 1500 en tren.

    Basta repasar estas estadísticas para comprobar la gran necesidad que existe de apostar por estas vías ferroviarias. Y más aún si se consideran las proyecciones que indican que el tráfico entre París y Barcelona aumentará de forma notable en el próximo lustro.

    Sin embargo, de momento no están dadas las condiciones, y todo indica que habrá que esperar al menos hasta 2025 para disfrutar estas obras.

    La app MaaS Madrid de la EMT incluye patinetes por primera vez

    Sevilla será el primero aeropuerto español con un autobús aeroportuario eléctrico