30 - 07 - 2021

    La IRU insiste sobre la creciente escasez de conductores profesionales en España

    IRU conductores profesionales en España

    La Organización Internacional del Transporte –IRU-, ha vuelto a poner el foco sobre la creciente escasez de conductores profesionales en España, una triste realidad que si bien sufren prácticamente todos los países del continente, tiene un particular efecto negativo sobre el territorio nacional, como dejan en claro los últimos estudios.

    Por supuesto, se trata de un contexto altamente predecible, teniendo en cuenta novedades que fuimos analizando oportunamente, como por ejemplo el desplome de la la contratación de conductores profesionales de camión en 2020, una de las tantas consecuencias nefastas que provocó la pandemia por coronavirus en este sector.

    En este sentido, luego de consultar a actores del sector en 23 naciones europeas y del resto del planeta, se concluye que España es uno de los principales perjudicados por lo que en la jerga se conoce como “brecha de profesionales”.

    Esa medición, que durante 2021 podría irse hasta el 150% de margen, se debe sobre todo a “la falta de habilidades” de quienes en teoría deberían ser contratados para llevar adelante tales tareas, no aptas para cualquiera.

    Umberto de Pretto, secretario general de la Organización Internacional del Transporte, manifestó que “muchos conductores dejaron de trabajar el año pasado para evitar contraer el Covid-19, se cerraron centros de capacitación u otros dejaron la profesión debido a los desafíos y barreras que se impusieron para trabajar”.

    Todo esto, incluso cuando recientemente hemos sabido que la demanda de conductores de camión para la temporada estival aumentó 25%, lo que genera cierta esperanzas respecto del futuro cercano, más allá de las evidentes dificultades que la industria del transporte profesional está viviendo desde hace años, recién agravadas.

    Por primera vez, un autobús eléctrico une Madrid y Barcelona

    Bruselas da por hecho que España tendrá peajes desde 2024